Menstruación consciente: Recupera tu sabiduría cíclica

September 20, 2018

 

 

Hace unas semanas, María Torre de Ars Eroticas, contó conmigo para su estupendo artículo "En sangre, cuerpo y alma" sobre menstruación consciente. Como la entrevista que me hizo fue larga (¡y da para mucho más!) y hablar sobre menstruación para tomar consciencia es urgente para nosotras, la comparto entera en este post.

 

María: ¿Qué es menstruar conscientemente?

 

Sonia: Respondería dos cosas:

 

Por un lado, cuando hablo de “menstruación consciente” me refiero al arte de comprender nuestro ciclo menstrual (que no solo ocurre cuando hay sangrado, sino que nos acompaña durante todo el mes). Hablamos de entender cómo funcionan nuestras hormonas sexuales, de qué modo nos afectan –física, emocional y energéticamente- y por qué fases pasamos mes tras mes.

 

Somos cíclicas, y entender el significado de esto nos da permiso para entendernos a nosotras mismas y manifestar nuestros distintos estados con total libertad, sin ese miedo tan patriarcal a que nos tachen de locas.  Erika Irusta dice aquello de “no estoy loca, soy cíclica”, y es que nuestros cambios hormonales cíclicos se han interpretado siempre como un “desequilibrio”, obligándonos durante siglos a encajar en un solo tipo de mujer: la mujer ovulatoria (el arquetipo de la madre de la gran Miranda Gray), empática, cuidadora, dispuesta a escuchar, sociable, alegre… Y resulta que somos todas nuestras fases por igual (preovulatoria, ovulatoria, premenstrual y menstrual).

 

Por otro lado, cuando me hablas de “menstruar conscientemente”, me sale también hablar de entender qué es nuestra menstruación, de qué se compone el sangrado, de dónde viene, qué podemos usar para evitar los químicos de tampones y compresas tradicionales, cómo debemos atendernos a nosotras mismas durante los días de sangrado si nos sentimos más flojas, entender por qué a tantas mujeres nos duele menstruar y qué supone menstruar en una sociedad patriarcal y capitalista. Entre otras muchas cosas.

 

María: ¿Qué es la sabiduría menstrual?

 

Tiene que ver con todo lo anterior, con la naturaleza y naturalidad de nuestros cuerpos. La sabiduría menstrual es un conocimiento que hemos perdido con el paso de los siglos, al desconectarnos del lenguaje que habla nuestro cuerpo, dejando que sea la mente la que gobierna todo. La sabiduría menstrual es recuperar el saber que nuestras ancestras tenían del funcionamiento de nuestros cuerpos para conectarnos de nuevo con nuestro ciclo natural y vivir acorde a él, respetándolo, aceptándolo y tomándolo como un medidor de nuestra salud.

 

María: ¿Cómo es el proceso de hacerse consciente del ritmo del cuerpo y de sentir los procesos que viven en él?

 

Revelador. Es como un despertar. A medida que empiezas a adquirir conocimiento (primero teórico y luego empiezas a ver estos aprendizajes en ti misma) te vas empoderando cada vez más. Empiezas a respetar más tus necesidades, a ser más flexible contigo misma y, sobre todo, a darte cuenta de forma ferviente de los siglos de opresión que las mujeres cargamos a nuestras espaldas. El proceso es como soltar lastres.

 

Una forma fabulosa de empezar es seguir un diagrama menstrual y tomar notas durante tres meses consecutivos. Ya solo ese paso supone una revolución en nuestra vida, porque de repente ENTENDEMOS. Compartir el proceso con otras mujeres, en un taller o círculo, es una experiencia enriquecedora y sanadora.

 

María: ¿Cómo enseñas a las mujeres que acuden a tus cursos a hacerse conscientes de ellas mismas y de sus ciclos?

 

Como decía antes, la información es poder. Lo primero es hablar de “teoría” para después aplicarla. Hablamos de las hormonas, de cómo funcionan a lo largo del ciclo y qué efecto tienen en nuestro cuerpo y emociones. Reflexionamos juntas sobre distintas vivencias, sobre cómo cada una se ha relacionado con su ciclo menstrual, de nuestra sexualidad y de por qué al sistema patriarcal le conviene la desconexión de las mujeres de sus cuerpos en todos los sentidos.

 

Pero además, en los últimos tiempos, mi intuición y mis intereses personales miran mucho hacia nuestro sistema energético y me interesa mucho también este enfoque. El trabajo con los arquetipos me parece muy potente para visualizar esto.

 

María: ¿Cuáles son los principales “problemas” con los que te encuentras en tus talleres?

 

El principal problema es que vemos la menstruación como una verdadera tortura. Y esa sensación y vivencia no se cambia de un día para otro, sino que es un proceso. La regla nos duele, es un tabú y encima hace brotar una parte de nosotras que está muy penalizada (puede que estemos más sensibles, que nos quejemos de cosas que en otros momentos nos callamos –no quiere decir que no nos afecten, sino que nos las tragamos-, que no aceptemos determinadas cosas, que no estemos sociables o comunicativas, POR EJEMPLO).

 

María: Aunque la copa menstrual ya existe desde los años 30, es ahora cuando hemos vivido el boom. ¿Por qué crees que, por fin, ahora, le hemos puesto voz al cuerpo y la copa es tan importante en este proceso?

 

Creo que, en general, estamos viviendo un “despertar social”. Es decir, la sociedad está tomando conciencia de sus hábitos de vida y de consumo y cómo afectan al medio. Cada vez hay más supermercados ecológicos, restaurantes veganos, personas feministas… (puede que esto también sea cíclico, aunque esperemos que no).

 

En ese despertar social por lo que es mejor para nuestros cuerpos y para el mundo, no podíamos seguir ignorando los cuerpos de las mujeres. Y esto es así porque los cambios sociales los estamos liderando las mujeres. Por tanto, hay más información lanzada desde nuestra mirada, experiencia y cuerpos. Y también desde nuestro interés.

 

Ahora sabemos que prácticamente todo lo que consumimos tiene químicos nocivos para nuestra salud, y tomamos decisiones más conscientes para evitarlo. Una de ellas es la copa menstrual, que además, es más sostenible.

 

María: ¿Por qué crees que cuesta tanto comprender los ciclos? (he comprobado que es habitual que los cuerpos menstruantes no controlen bien sus ciclos e incluso que no se aclaren cómo van).

 

Simplemente porque no nos han enseñado a hacerlo ni nos han dado permiso para manifestar nuestros cambios cíclicos libremente. Así que hemos aprendido a esconderlos bajo capas y capas de piel. Y al final, con este ritmo de vida, ya no sabemos ni quién somos.

 

Una vez que empezamos a tomar conciencia, no hay dificultad. Aprender a hablar el lenguaje del cuerpo está en nosotras.

 

María: ¿Qué es para ti la menstruación?

 

Un maravilloso descubrimiento y una maravillosa reconciliación conmigo misma y con mi cuerpo. La menstruación es mi mejor oráculo.

 

Compartir
Twittear
Google+
Please reload

  • Sonia Encinas página de Facebook
  • Sonia Encinas perfil de Instagram
  • Sonia Encinas en Pinterest

© 2018 Sonia Encinas · Todos los derechos reservados

       AVISO LEGAL        POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES        CONTACTO