Feminidad Salvaje.jpg
Gozar es plantarle cara
al sistema

Un libro para entender tus relaciones y tu sexualidad desde una perspectiva feminista. Una historia sexual y personal, la mía, narrada como guía que me permite profundizar en los temas relacionales que me encuentro una y otra vez en mi práctica profesional: en las consultas, en los grupos, en mi entorno. ¿Por qué nos relacionamos como lo hacemos? ¿Cuáles son los peligros del amor romántico? ¿Por qué el sexo es un tema que pesa tanto, tantas veces? ¿Por qué pensamos que el deseo es imposible de mantener en el tiempo? ¿Por qué nos sabemos como se masturban nuestras amigas y sí con quienes tienen sexo? ¿POR QUÉ NO GOZAMOS COMO NOS MERECEMOS? Feminidad Salvaje: Manifiesto de una sexualidad propia es una sublevación ante lo que nos dijeron que debíamos ser, un viaje transformador al núcleo de tu propia experiencia sexual.

"Un libro que habla sobre el sexo, el amor, las relaciones, el respeto, los cuidados, la sororidad y el feminismo".

Puedes leer la introducción aquí.

También puedes escuchar un fragmento narrado por mí.

Disponible en papel, e-book y audiolibro narrado por mí.

Hay que ser muy valiente
para ser sensible. 

A día de hoy, encontramos en las librerías decenas de propuestas para educar a las niñas en la igualdad, para mostrarles su poder, para que conquisten su autonomía y se permitan ser. Pero educar en masculinidades positivas y cuidadoras es URGENTE. El niño que quería dar abrazos es un cuento que señala cómo los estereotipos de género limitan el desarrollo de los niños y de las niñas y como, a través de ellos, los niños van creciendo con la idea de que la sensibilidad, las emociones y los cuidados no son cosas de hombres. Así, llegarán a la edad adulta con su vulnerabilidad escondida en el fondo de sí mismos. Para relacionarnos mejor, para construir un mundo más vivible y más justo, nos necesitamos vulnerables. Mostremos a los niños el valor de abrazar su sensibilidad.

En este cuento basado en mi experiencia como madre y como profesional con perspectiva feminista, he querido mostrar la relación de un niño (adivina, mi hijo) con su papá como referente de una masculinidad sensible y cuidadora.

El niño que quería dar abrazos.jpg

Disponible en papel.